Hay que FIJAR el TEXTO

Como bien dice Luis Alberto de Cuenca, hay que fijar el texto. 

Procuro hacerlo con las intels y otras piezas aquí publicadas, de forma retrospectiva. No sé ahora mismo hasta dónde he llegado, pero procuraré dejar bien fijado el cien por cien. 

Fijar el texto es retocarlo, asentarlo. Adecentarlo. Ponerlo en firme. 

Afinarlo. Arreglarlo. 

Quitarle lo sobrante. Y domarlo. Calmarlo, refinarlo. 

Quitarle lo vehemente, lo inflado; y dejarlo gallardo. 

Del bruto, al neto

Fijar el texto es eso. Y hay que hacerlo. 

Pulimento. Orgullo. Calma. Satisfacción. 

Ignacio Relaño aka > $kôähL $ád <

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑