La garganta profunda de QUICO ALSEDO dice UNA COSA Y LA CONTRARIA (Alsedo, vuelve al cole)

En estos tiempos de decadencia absoluta en la prensa y en la escena política (salvo honrosas excepciones como Girauta, Rivera, Martínez-Almeida, Levy, Tejerina, Arrimadas, Bonig, Villacís), aún hay ocasión para la sorpresa. 

No grata

Tal ha sido el caso de ver a ElMundo, especialmente su prestigiosa versión en papel, publicando fakenews y desinformación del cotilleo más cutre y vil, a través del  periodistucho Quico Alsedo y un compi de parranda (que ni merece ser nombrado) a propósito del currículum formativo de Pablo Casado. 

No estaría de más que el tal Quico Alsedo volviera a la facultad y repasara un poco ese capítulo dedicado a la deontología periodística. Eso de contrastar las fuentes, corroborar con los protagonistas, hacerlos constar en el texto final, etc. Cosas básicas. 

No sé, quizás Quico Alsedo no hizo la carrera o le convalidaron asignaturas mágicamente, a las que debió asistir y por las que, parece, mostró poco o ningún interés. Y no pasó por clase. La de deontología, como digo, es clave. Repito: básica. Se trata de principios básicos de periodismo. 

Unos tanto y otros tan poco. 

#hardcore155