#intel$$ 18. Sobre la LIBERTAD FINANCIERA (mito y realidad)

Libertad financiera

VS

> Competencia financiera <

No es lo mismo ser libre financiera/económicamente, que COMPETENTE financiera/económicamente. 

Lo primero es posible, pero altamente improbable. Hay una élite reducida de personas en el mundo que lo son. Muy muy pocas.

La auténtica L I B E R T A D financiera significa poder disponer y usar prácticamente cualquier cantidad de capital que se ponga en liza, sin miramiento alguno y en cualquier momento. Al instante. 

Muy muy pocas personas en el mundo pueden hacerlo. 

No todo el mundo puede ser ATLETA en la élite de la competición. No todo el mundo quiere, ni está dispuesto a los sacrificios y esfuerzo que implica.  

Los negocios, el dinero, la empresa… No son cosa muy diferente al deporte. Lo hay de bajo, medio y alto rendimiento

Luego está el MÁXIMO NIVEL

Dicho todo esto, y emplazando a un post con más detalle al respecto próximamente, centrémonos en aquello que SÍ podemos ser con altísima posibilidad. De hecho, esto es así porque depende de uno mismo, y ya se sabe que aquello que está dentro de nuestro círculo de influencia o control, es nuestra responsabilidad, pues se contiene en el terreno de nuestro dominio, lo cual es la mayor ventaja de la que podemos partir. 

Por tanto, depende de uno mismo, y es perfectamente posible, ser:

COMPETENTE en las finanzas

COMPETENTE en/con nuestra economía

Lo de ser “libre” financieramente… Lo de la “libertad financiera”… Es más un mito que una realidad plausible

Es posible alcanzarla, pero lo más probable es que nunca la consigas. Tienes alguna posibilidad si pones todo lo que hay que poner en acción. Así, y sólo así, quizás tengas alguna opción. Y en determinadas circunstancias, es sencillamente imposible. Has de aceptarlo al igual que aceptas no ser un deportista de élite al máximo nivel competitivo. 

Pero por el momento quédate con lo mollar de hoy: COMPETENCIA FINANCIERA. Desarrollarla ha de ser nuestro objetivo principal en lo que a dineros y modus vivendi se refiere. A partir de ahí podremos operar, mirar y optar a cotas más altas. 

(En este ámbito, no obstante, también hay grados y niveles: se puede ser más o menos competente; habrá personas con unas capacidades, habilidades y disciplinas más desarrolladas que otras. Pero el fundamento y basamento es este: ser competentes en la gestión de nuestro caudal/riqueza y en nuestra obtención/generación de ingresos, por medio de los recursos de los que partamos y aquellos que obtengamos).

Quédate también con el siguiente planteamiento: no es tan importante obtener el dinero en sí; la CLAVE es CÓMO obtenerlo. Esto es crucial si hablamos de Verdadera riqueza y abundancia.

En la medida en que sea de forma ética, moral y legal, las posibilidades son inmensas, y se multiplican si logramos un modelo de actividad escalable y una recurrencia de ingresos en la base. 

En próximos posts abordaremos otro asunto relacionado íntimamente: el concepto de seguridad financiera

Que también es poco menos que otro mito… 

Ya lo comentaremos. 

Intel inspirada por D. L. 

Ignacio Relaño aka > $kôähL $ád <