Así fue la TREMENDA CARRERA que hizo ULTRA-MILLONARIO a Diocles, el Schumacher hispano

⇓⇓⇓⇓⇓⇓

 

El dinero que gana un futbolista en la élite de competición (por ejemplo, Cristiano Ronaldo) es un dinero bien ganado. Merecido. Lo mismo que un Kobe Bryant, en su disciplina (literalmente).

Así lo marca el mercado, y el mercado lo hacemos todos

Lo que interesa, interesa. Y punto. 

Es como aquello de la Onorata Societá

> Quien manda, manda. Y eso es todo <

Muchos más de 2000 años nos contemplan. Y hemos cambiado poco.

Entre cheerleaders, carreras, acomodadores, apuestas, ojeadores y emperadores (llámalos CEOs, llámalos presidentes) anda el juego. 

El que más gana, más dinero se lleva. A espuertas

Y así lo queremos todos. Porque entre todos montamos el tinglao. 

Hoy, el nuevo y magnífico audio que ejecuta Juan del Valle, es presentado por Panduro, uno de nuestros agudos lectoyentes habituales. 

Dice así Panduro, ‘el asturiano’: 

“En 1500 años no se puede borrar ni variar la herencia genética. La educación y los sistemas modulan conductas, pero los humanos seguimos moviendo el mundo con los mismos resortes de siempre: poder, sexo, oportunismo, violencia, morbo, espectáculo… Y si es posible, desde una grada, una valla o cualquier otra barrera que nos permita estar dentro de la acción, pero en una zona de seguridad, y a salvo de peligros.

Fútbol, boxeo, toros, espectáculo… Mismos resortes. Ídolos, víctimas, negociantes, los gobiernos, las masas… Mismos protagonistas.

Nada nuevo bajo el cielo después de tantos siglos, y aunque nos empeñemos, esta ‘esencia’ sigue viajando con nosotros, y lo hará igualmente con las generaciones que nos sucedan.”

Y así vivió Diocles, ‘el hispano’. 

Una CARRERA, la suya, con todas las letras. Tremenda: 

ΑΩ

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑