Demos gracias por la EXTRAÑA RELACIÓN que mantuvieron CHAIKOVSKI y ESTA MUJER

⇓⇓⇓⇓⇓⇓

 

Tus seres queridos suelen querer lo mejor para ti.

Los padres parecen tener una querencia especial por tu seguridad.

Y tus amigos… Bueno, tus amigos suelen querer que estés bien, siempre que no estés MEJOR que ellos

En cualquier caso exponemos la tesis: a veces la seguridad no es lo que más te conviene. Y de hecho, puede ser peligrosa (Nietzsche sale a colación). 

De haber sido por sus padres, la Humanidad hubiera ganado un mediocre funcionario en la persona de Piotr Ilich Chaikovski, con una posición segura, a la postre venenosa para nuestro protagonista de hoy. Cancerígena para el espíritu, para el cuerpo incluso. 

LETAL. 

Un artista de pro debe hacer lo que debe hacer

Al igual que un perro pastor alemán, que si no pastorea, se deprime; igual que un sabueso, si no husmea y busca cosas, también se deprime. 

Hemos de cumplir con la MISIÓN, talento y vocación. O perecemos.

Pues bien, finalmente Chaikovski siguió su camino vocacional. Y sufrió.

Pero también gozó

La suya fue una vida sufrida de TORMENTO íntimo y ÉXITO público, si bien éste le fue esquivo inicialmente. 

Hasta que apareció ELLA… O al menos una carta de ella.  

> Nadezhda von Meck <

Mecenas.

Entre La Apasionada y La Patética anda el juego.

Juan del Valle nos desvela la particular relación que mantuvieron ambos, Piotr y aquella respetable mujer, la ruso-alemana amante del arte que también apoyó, entre otros, a Debussy (a quien dedicaremos un audio próximamente).

Volviendo al autor de El Cascanueces… Juan del Valle tiene su propia opinión o especulación acerca de su muerte.

¿Suicidio?

¿Depresión?

¿Una enfermedad prosaica?

Seguramente Juan atina en su apuesta.

Y acierta también enseñándonos otros hechos valiosos de la vida y obra de uno de los Cinco Grandes de la Música Clásica.

Quien, por cierto, tiene una peculiar relación con España… Si os decimos:

Chocolate

Te 

Café

Y lo combinamos con España, Arabia y China… ¿Qué conclusión obtenemos?

Al igual que para Samhain (Halloween) os aconsejamos escuchar a Berlioz, en estas navidades no podemos sino desearos unos dulcísimos (dulcérrimos) días con la escucha de Chaikovski.

Y cómo no, también con estos podcasts, que son el mejor regalo que podemos dar a los nuestros y al mundo. 

ΑΩ

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑