ANTONIO VIVALDI, el cura pelirrojillo que prestaba atención a lo MINÚSCULO

⇓⇓⇓⇓⇓⇓

Más allá de Las Cuatro Estaciones… Nos encontramos con:

> La mandolina y el flautino <

Con Monteverdi y con Vivaldi

El primero, de nombre Claudio, padre de la música clásica tal como la conocemos hoy; el segundo, uno de los maestros del barroco y de la música de cámara. Un diletante de vida muelle, que diría Umbral.

Imagina una cosa…

Ponte en su lugar:

Imagina que vives en la Venecia* a caballo entre el siglo XVI y XVII. Y que un buen día te levantas con muchas ganas de escuchar música…

* Por cierto, eso sí que era una república independiente de verdad.

No tienes ordenador, ni iPod, ni teléfono móvil, ni disc-man, ni walk-man, ni un giradiscos, ni pletinas de cassettes… Por no tener, no tienes ni enchufes. 

¿Cómo hacías entonces para escuchar MÚSICA?

Esa Diosa…

Juan del Valle te responde.

Tú lo tienes fácil. Dale al play. 

ΑΩ